Facebook

LA REINA MORA

Se dice que en una profunda gruta de Lebeña, en Liébana, está sepultada una hermosísima Reina Mora llorando el cruel encantamiento que la convirtió para siempre en una estatua de piedra sobre la que resbalan sus lágrimas.

A la media noche recobra la vida y recorre las salas subterráneas entre suspiros y sollozos, llamando a sus compañeros muertos en la batalla de Covadonga y a los que, huyendo de su derrota, hallaron su final en esta sima

Compartir en...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page