Facebook

LOS VENTOLINES

Los VENTOLINES son la contrapartida a los nuberos. Los ventolines son al contrario que los nuberos, unos genios benévolos y simpáticos con cara de ángel y grandes alas de color verde; sus ojos son tan blancos como la espuma de las olas. La principal diferencia con los nuberos es que los ventolines se encargan de ayudar a las personas y muy especialmente a los pescadores viejos incapaces de remar o a aquellos que se encuentran en peligro en el mar. Cuando un pescador está cansado bajan de las nubes de la puesta de sol, su supuesto lugar de origen, y soplando provocan una suave brisa que lleva sin peligro las barcas a la orilla. También les ayudan protegiéndolos del frío con sus alas o ayudando a cargar los peces en su...

EL ALCORNIO

“Al Alicornio Común se le atribuyen todas las características y comportamientos de un Unicornio normal. Las alas de sus costados (no en las patas como ocurría con el Alicornio de Cantabria) varían desde un tono oscuro a los tonos claros. Estas alas son increíblemente fuertes, lo que permite a los Alicornios Comunes volar a velocidades muy grandes. Exceptuando el rojo y el negro, todas las variedades de Alicornios Comunes son casi idénticos a éste. El Alicornio Común Negro es tan raro que es casi desconocido. El Alicornio Negro es otra variedad de Alicornio que no tiene nada que ver con los Alicornios Comunes. Es tristemente conocido por provocar altercados...

LAS SIRENAS

De las sirenas se dice que son perversas y malas, pero en el caso de las sirenas de Cantabria esto no es cierto. Nuestras sirenas son seres adorables. Es cierto que se enfadan cuando algún marinero canta o silba, pues creen que es una burda mofa de sus delicados cantos, y en estos casos se juntan muchas de ellas y nadan formando remolinos alrededor del barco para asustar al marinero cantarín, pero eso es todo. No son mujeres-pez, sino mitad mujer mitad pez, como los tritones y la diferencia es que ellas siempre han vivido en el mar, aunque alguna vez las sirenas pueden transformarse en mujeres pero sólo por un tiempo. El marinero que captura una sirena, lo cual es muy difícil, recibe un premio de Lantarón: el derecho a casarse con ella. Para ello el pescador debe besar en seguida a la sirena, cuya cola se transforma en dos hermosas piernas. Además la sirena le entrega su espejo de...

EL RAMIDREJU

“Este animal, que proviene de la comadreja, es legendario y nace cada cien años. Pertenece a las leyendas cántabras y se dice de su piel, con forma de serpiente, que es capaz de buscar los tesoros ocultos y de sanar las enfermedades. Se trata de un animal largo, bastante delgado, y tiene la piel negra con rayas verdes. Sus ojos son inquietantes y de color amarillo, y con su morro de jabalí es capaz de horadar la tierra hasta niveles muy profundos, haciendo agujeros muy parecidos a los de los topos. Es un legendario animal muy buscado en tierras cántabras por las cualidades descritas...

EL ROBLON

Es más grande incluso que un Ojáncano. El nacimiento del Roblón es muy curioso… Según cuentan los ancianos era un roble normal y corriente, aunque viejo, que tenía un enorme hueco en el tronco. Una tarde de tormenta se cobijó en el hueco de su tronco una bellísima muchacha. Empapada y aterida como estaba se apretó contra las paredes del hueco y el árbol, ante la tibieza de aquél cuerpo y el aliento de aquella boca sonrosada, sintió como la savia le corría más rápido por el tronco hasta que acabó estrechando a la mocita en un abrazo mortal. El árbol absorbió la sustancia y los humores de aquel joven cuerpo y aquella nueva savia hizo crecer desmesuradamente al roble, cuyas raíces se extendieron por los alrededores robando a los árboles y arbustos cercanos, no sólo su agua y alimento sino también su savia. De este modo el Roblón acabó teniendo un aspecto extrañísimo. Su larga cabellera...

EL DUENDE ZAHORIE

Este es un enanito que a diferencia de los dos anteriores, no se dedica a fastidiar con sus bromas a las gentes de Cantabria. La gente lo llama “buscador milagroso” o “duende de las cosas perdidas”, puesto que cuando algún cántabro pierde algo, lanza una invocación como esta al duende zahorí para que éste le encuentre lo que ha extraviado: Duende, duende, duendecito, una cosa yo perdí; duende, duende, duendecito, compadécete de mí. Si la persona que lo invoca es buena, el duende zahorí llega rápidamente y escucha con atención la descripción del objeto perdido y hace una indicación al que lo invocó para que le siga. Da muchos rodeos antes de dirigirse al lugar donde está el objeto y si ve que la persona empieza a impacientarse y a dudar de él desaparece de repente y luego, ya solo, recupera el objeto y se lo regala a algún necesitado. Es un duende pequeñín y morenuco, de cara redonda,...

LA IJANA

Las Ijanas… son criaturas revoltosas y glotonas… simpáticas y graciosas… que saquean las colmenas… y entran en los hogares cántabros a robar comida… Una vez que han saciado su glotonería se hartan de agua… bebiendo de bruces en los regatos… y allí se quedan hasta que vuelven a sentir necesidad de realizar alguna travesura… Estas “chiquillas” van desnudas… y todas ellas tienen un enorme pecho que voltean sobre el hombro derecho. El cura de san Pantaleón… ante la indecencia y descaro que a su entender mostraban las Ijanas, decidió acabar con ellas, mandando prender fuego a las cuevas en donde vivían… pero… al poco tiempo ellas regresaron… dispuestas a quemar las casas de todo el vecindario… Y a qué no sabéis por cual empezaron?… Sí, sí… por la del Señor...